No te dejes engañar por el nombre de la receta, porque estás alcachofas confitadas en aceite son de lo más sencillo y el resultado te sorprenderá. En mi caso, he decidido acompañarlas con un huevo escalfado y un poco de bacon. Si prefieres otra opción, puedes optar por: jamón serrano, huevo frito, un poco de parmesano rallado o simplemente disfrutarlas solas o como parte de una ensalada. Las alcachofas confitadas ofrecen infinidad de opciones.

Para esta receta me he inspirado, cómo siempre que cocino con olla de cocción lenta, en el libro Slow Cooker de Marta Miranda. En este libro encontrarás una guía muy completa sobre las slow cooker, junto a numerosas recetas para sacarle el máximo partido.

Alcachofas confitadas en aceite con huevo escalfado y bacon

Un plato que te sorprenderá tanto por su sencillez como por el resultado final

  • 2 Kg Alcachofas
  • Aceite de oliva
  • 4 Huevos
  • 4 tiras Bacon
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 25 ml vinagre de manzana o blanco
  1. Comienza cortando y pelando tus alcachofas. Si no lo has hecho antes, echa un vistazo a este vídeo explicativo.

    El tallo restante puedes pelarlo,y ponerlo en la olla junto a las alcachofa.

  2. Una vez tienes tus alcachofas listas, córtalas en mitades.

  3. Tanto si vas a usar una olla de cocción lenta como una tradicional, cubre el fondo con una capa de aceite de oliva e introduce tus alcachofas.

  4. Cuando tengas todas tus alcachofas dentro, echa más aceite de oliva hasta que queden cubiertas por completo.

  5. Comenzamos la cocción. Si usas una olla de cocción lenta basta con programarla 3 horas en alta.

    Durante la primera hora cocina las alcachofas tapadas. Las 2 horas restantes o hasta que las alcachofas estén cocinadas por completo, deja la olla con la tapa abierta. Cuando se vaya acercando al final de la cocción, ve comprobando el punto de las alcachofas, ya que el tiempo de cocción va a depender tanto del tipo de olla que uses como de las alcachofas

  6. Si usas una olla convencional, no te preocupes porque los pasos son exactamente iguales. La única diferencia, es que tendrás que controlar la temperatura para que el aceite no esté muy fuerte. Debe rondar entre los 70 y 90 grados.

  7. Cuando las alcachofas estén casi listas, comenzamos a preparar los huevos y el bacon.

  8. Para escalfar los huevos, calienta un cazo con un poco de agua y cuando esté a punto de hervir vierte el vinage. Remueve bien, y empieza a echar los huevos. Cuécelos hasta que alcancen el punto deseado.

  9. Para el bacon calienta una sartén y fríe las lonchas sin aceite, ya que con la grasa del bacon no es necesario. Si quieres eliminar algo del exceso de grasa, una vez cocinados ponlos en papel de cocina.

  10. Con todo listo, sólo queda emplatar. Pon tus alcachofas calientes en un plato hondo, pon un poco de aceite de la cocción y coloca tu huevo con el bacon por encima.

    Adhereza con sal y pimienta. !A disfrutar!

No tires el aceite de la cocción, ya que una vez frío, lo puedes aprovechar para ensaladas o para conservar alcachofas que te hayan sobrado.

¿Qué es el confitado?

Tal y como lo define la RAE, el confitado consiste en cocinar algo en aceite a fuego lento. Esto es exactamente lo que  se hace en esta receta de alcachofas confitadas en aceite de oliva. Pero esta técnica no se limita a verduras, ya que se puede usar con carnes, pescados y frutas. Y no sólo es una técnica de cocción, si no que también es de conservación.

Esta es la principal razón por la que uso la olla de cocción lenta, ya que me permite olvidarme de controlar la temperatura y aún así conseguir un resultado excelente. Si estás pensando en hacerte con una olla de cocción lenta, te animo a que le eches un vistazo a mi artículo sobre las 7 mejores ollas de cocción lenta 2020. La olla que ves en la foto y que uso yo, es la  Crock-Pot CSC052X.