Si le das la importancia suficiente a la masa de tu pizza como para hacer la tuya propia, tengo que decirte que has hecho click en el artículo correcto, porque te voy a mostrar todos los pasos necesarios para obtener la mejor masa de pizza casera, de manera fácil y con tan sólo 6 ingredientes. La masa que obtendrás con esta receta es similar a la que se usa enlas pizzas de estilo Napolitano, con un borde grueso pero esponjoso y muy ligera.

La mejor masa de pizza casera- Fácil

La mejor masa de pizza casera. Fácil y rápida

  • 500 Gramos Harina de fuerza 00
  • 1 cda Miel o azúcar
  • 5 gramos Levadura de panadero
  • 3/4 cdas Sal
  • 320 ml Agua
  • 10 ml Aceite de oliva (virgen extra)
  1. Para la elaboración de la masa, el primer paso es diluir la miel con 80 ml del agua que vamos a usar (que esté tibia) y la levadura. Lo dejas reposar durante 10/15 min. Una vez que la levadura se ha activado, introducimos en un bol la harina y hacemos un pequeño hueco en el centro dónde añadiremos la mezcla que contiene la levadura.

    Empieza a mezclar, no tengas miedo de usar las manos.

  2. Añade ahora la sal, unos 10 ml de aceite de oliva y el resto de agua, esta vez que sea agua tibia. Comienza a amasar durante unos 5 minutos hasta que obtengas una masa uniforme. Ahora, engrasa un bol e introduce la masa. Cubre el bol con film transparente y déjala reposar.

  3. El tiempo y el lugar dónde dejar reposar la masa va a depender de cuando la quieras usar. Si quieres consumir la pizza en el mismo día, déjala a temperatura ambiente por al menos 2/3 horas o hasta que la masa suba, y ya podrás enharinar una superficie para formar la bola de masa.

  4. De esta cantidad de masa salen dos pizzas medianas, por lo que antes del último amasado divide la masa en dos o bien haz una pizza familiar en la bandeja del horno.

  5. Si dispones de más tiempo, introduce la masa en el frigo para una fermentación en frío durante 3 días. Cuando la vayas a usar, pon harina en una superficie y ve amasándola poco a poca de forma suave hasta formar una bola que dejarás reposar durante una hora antes de darle forma a tu pizza. Recuerda dividir la masa antes de formar las bolas, ya que es suficiente para dos pizzas medianas.

¿Por qué usar harina de fuerza?

El hecho de usar harina de fuerza, es porque esta harina tiene un alto porcentaje de proteína (en torno al 12%). Y te preguntarás qué significa eso, pues bien, una harina con una alta cantidad de proteína facilita la formación de gluten, lo que te permitirá obtener una masa elástica y manejable para poder obtener la mejor masa para tu pizza casera.

Si no dispones de harina de fuerza, puedes echar mano de cualquier harina con una cantidad de proteína superior a los 10 gramos.

¿Cómo amasar?

Por último, algunos consejos para el amasado. Este tipo de masa suele subir bastante en el horno, por lo que si quieres que la pizza se fina te recomiendo que te ayudes de un rodillo para estirarla por completo.
Mejor masa de pizza casera
Si por el contrario, te gustan las pizzas con bordes generosos te aconsejo que le des forma con las manos. Es muy sencillo, con los dedos vas trazando una circunferencia alrededor de la masa que serán tus bordes, y posteriormente, apretando suavemente la masa la vayas estirando por el centro hasta conseguir las dimensiones deseadas.
Amasando harina
En cuanto al horneado, yo tengo una piedra de horno y uso el horno a máxima temperatura sólo con la placa inferior encendida.
Si no tienes piedra de horno no te preocupes, porque puedes usar tu bandeja de horno. Calienta el horno de la misma forma hasta alcanzar la máxima temperatura con tu bandeja dentro, para que también esté caliente. Para evitar que se pegue la pizza ayúdate de papel vegetal, y extiéndela en la bandeja caliente.
Horneando pizza
Una vez en el horno, el tiempo de va a depender de la potencia del tuyo. En el mío son unos 10 minutos apróx. para una pizza de masa gruesa, cómo la de la foto.
En cuanto a los ingredientes, lo dejo a tu elección. Como consejo te digo que es mejor no saturar la pizza con muchos ingredientes ya que la masa se puede romper o no cocinarse de forma uniforme.
Te ánimo a que pruebes, y me cuentes tu experiencia!