A poca gente no le gusta una buena tarta de queso, e incluso al que no le gusta la acaba probando. En mi caso, se podría decir que soy «el tonto de la tarta de queso».

La razón por la que me apasiona tanto este postre es, porque si se prepara bien, puede ser un postre muy suave al que le puedes hacer hueco después de comer; a la vez que admite muchas variantes en cuanto a su preparación, ya que hay algunos ingredientes que puedes modificar a tu gusto como la galleta de la base, la mermelada o la fruta.

Esta receta es para una tarta de queso con arándanos y base de galletas lotus.

Tarta de queso con arándanos

Dicho esto, te animo a  que pruebes esta receta porque te quedará una tarta de queso suave y con muy buen sabor.

Tarta de queso con arándanos

Para la base:

  • 100 gr Galletas lotus
  • 50 gr Mantequilla

Para la tarta:

  • 400 gr Queso fresco batido
  • 200 gr Queso crema (Philadelphia)
  • 20 gr Maizena
  • 3 Huevos L
  • 1 cda Esencia de vainilla
  • 125 gr Azúcar
  • 50 ml Nata para montar
  • Mermelada de arándanos
  • Arándanos
  1. Lo primero es preparar la base, para poder dejarla reposar en el frigo unos minutos. Para ello tritura las galletas y mezclalas con lo mantequilla (previamente derretida), hasta obtener una pasta.

  2. Cubre el fondo del molde con la pasta de galleta, cubre con film transparente y deja en el frigo para que se compacte mientras preparas el resto de ingredientes.

  3. Precaliente ahora el horno a 170ºC, mientras preparas la tarta.

  4. Los ingredientes los vas a ir añadiendo de forma gradual, para conseguir una mejor integración de todos ellos.

  5. En un bol, mezcla con unas varillas el queso crema, con el azúcar y la esencia de vainilla hasta que esté todo bien integrado.

  6. Añade ahora el queso batido y la nata, y sigue mezclando.

  7. Una vez esté todo de nuevo integrado, ve añadiendo los huevos uno a uno.

  8. Ya sólo queda añadir la maizena. Te recomiendo que la tamices, ya que al ser poca cantidad te supondrá muy poco tiempo y evitarás que queden grumos.

  9. Con todo listo, saca el molde del frigo y vierte la mezcla con cuidado de no romper la base de galleta.

  10. Ahora introduce la tarta en el horno a 170ºC con calor arriba y abajo, durante unos 45 minutos. En los últimos minutos de cocción, échale un ojo para evitar que se queme.

  11. Cuando hayan pasado los 45 minutos, saca la tarta del horno y déjala reposar primero unos minutos a temperatura ambiente. Después la puedes meter en el frigo.

  12. Antes de servir, decórala a tu gusto con mermelada y arándanos frescos.

Los valores nutricionales son para una tarta con las cantidades especificadas, y usan mermelada de arándanos sin azúcar. Las proporciones pueden variar si sustituyes algunos ingredientes.